Preguntas Frecuentes

El ronquido es una respiración ruidosa durante el dormir. Es un problema común que afecta a gran parte de la población. El ronquido puede causar interrupción del sueno de quien lo padece y de quien duerme con el roncador. Puede llevar a sueno fragmentado y no reparador lo que se traduce en una función diurna pobre (cansancio y somnolencia).

Mientras duerme, los músculos de su faringe se relajan, su lengua cae hacia atrás y su faringe se vuelve mas estrecha y laxa. Mientras respira, las paredes de la faringe empiezan a vibrar –generalmente cuando inspira, pero también, en menor grado, mientras espira- . Estas vibraciones llevan al sonido característico del ronquido. Mientras más se estrecha la via aerea, más vibración habrá y mas ruidoso será el ronquido.


La apnea obstructiva del sueno es un desorden en el cual la respiración es interrumpida repetidamente durante el dormir. “Apnea” se refiere a asfixia o pausa respiratoria, que dura al menos 10 segundos.  Normalmente, mientras se duerme, los músculos que controlan la lengua y el paladar blando mantienen la vía respiratoria abierta. Si estos músculos se relajan, la vía respiratoria se estrecha causando ronquidos y dificultades en la respiración. Si estos músculos se relajan demasiado, la vía respiratoria queda completamente obstruida impidiendo la respiración. Tras un período de tiempo, entre diez segundos y dos minutos, el cerebro se da cuenta de que falta oxígeno y alerta al cuerpo para que se despierte. Aunque la persona que padece este trastorno a menudo no se da cuenta, este ciclo puede producirse varios cientos de veces durante la noche, interrumpiendo seriamente el sueño y causando alteraciones en la salud.


La apnea puede causar sueno fragmentado y bajos niveles de oxigeno en la sangre. Para los pacientes con apnea del sueno, la combinación de sueno interrumpido y falta de oxigeno puede llevar a hipertensión, enfermedad del corazón y problemas de memoria y carácter. La apnea también incrementa el riesgo de manejar somnoliento.

Como los pacientes suelen estar derivados de sueno, pueden sufrir somnolencia diurna y una amplia gama de síntomas como dificultad para concentrarse, depresión, irritabilidad, disfunción sexual, dificultades para aprender y memorizar, quedarse dormidos mientras trabajan o manejan.


El tratamiento de elección es un aparato de presión positiva continua en la via aérea (CPAP, por sus siglas en ingles). Es una maquina que se conecta a una mascara colocada sobre su nariz o su nariz y su boca, que mediante un flujo continuo de aire a determinada presión mantiene abierta su via aérea mientas duerme. Este método es altamente efectivo. Otros métodos de segunda línea incluyen dispositivos orales, que reposicionan la mandíbula y la lengua, y algunas cirugías para remover tejido en la vía aérea superior. En general, estas opciones ayudan mas a gente con enfermedad leve. También se recomiendan cambios en el estilo de vida como perder peso, evitar el alcohol (causa frecuentes despertares y hace que los músculos de la vía aérea se relajen), dejar de fumar (el humo del cigarro empeora la hinchazón de la vía aérea)y dormir de lado (algunos pacientes tienen menos problema al respirar o menos ronquido cuando están de lado y no boca arriba).

0 Comments - Dejar un comentario

Existen algunas opciones, sin embargo cuando se decide someter a un paciente a cirugía resulta indispensable conocer con certeza cual es el área en donde ocurren las apneas para poder ofrecer un tratamiento efectivo. El mejor tratamiento es la traqueotomía que aun tiene indicaciones. El avance quirúrgico maxilo-mandibular es también una buena opción y la cirugía bariatrica muchas veces puede ayudar a solucionar el problema. Otras opciones solo han demostrado éxitos parciales en poblaciones muy seleccionadas.

0 Comments - Dejar un comentario