Terrores nocturnos

Terrores nocturnos

Son altamente prevalentes en niños, sobre todo preescolares, cuando comprenden que se les puede hacer daño y que pueden ser heridos, aunque también se pueden presentar en escolares y adolescentes. Los miedos son usualmente de periodos cortos de tiempo y son benignos, pero deben ser diferenciados de los miedos patológicos, pesadillas y trastornos de ansiedad. Uno de los principales síntomas es el poner resistencia a la hora de dormir y negarse a ir a la cama cuando se les ordena y querer la presencia de los padres en la recamara al momento de acostarse.